De acuerdo con la Clínica Mayo, el cáncer de ovarios es un crecimiento de las células que se forma en los ovarios. Las células se multiplican rápidamente y pueden invadir y destruir tejidos sanos del cuerpo.

Esta enfermedad es considerada uno de los cánceres ginecológicos más letales del mundo y es la quinta causa más común de muerte por cáncer en las mujeres, según cifras de la Sociedad Americana contra el Cáncer.

El tratamiento del cáncer de ovario generalmente conduce a la extirpación de ambos ovarios y otros órganos reproductivos, como las trompas de Falopio y el útero. Los ovarios almacenan los óvulos de una mujer y el daño de estos órganos puede disminuir la reserva ovárica.

No está claro qué causa el cáncer de ovario, aunque los médicos han identificado factores que pueden aumentar el riesgo de padecer la enfermedad.

Expertos han concluido que esta afección comienza cuando las células en los ovarios o cerca de estos desarrollan cambios (mutaciones) en su ADN. El ADN de una célula contiene instrucciones que le indican a la célula qué funciones debe hacer. Los cambios les indican a las células que crezcan o se multipliquen rápidamente, creando una masa de células cancerosas (tumor).

Las células cancerosas continúan creciendo y pueden invadir los tejidos cercanos y separarse de un tumor inicial para diseminarse (hacer metástasis) a otras partes del cuerpo.

Según la Clínica Mayo, el tipo de célula en la que se origine el cáncer determina el tipo de cáncer de ovario que se puede llegar a padecer y ayuda al médico a determinar los mejores tratamientos. Los tipos de cáncer de ovario son los siguientes:

Cáncer de ovario epitelial. Este tipo es el más frecuente. Incluye varios subtipos, como el carcinoma seroso y el carcinoma mucinoso.

Tumores estromales. Estos tumores poco frecuentes se suelen diagnosticar en un estadio más temprano que otros cánceres de ovario.

Tumores de células germinativas. Estos tipos de cáncer de ovario poco frecuentes tienden a producirse a una edad más temprana.

Alguno de los signos y síntomas del cáncer de ovario pueden incluir hinchazón o inflamación abdominal, sensación de saciedad rápida al comer, pérdida de peso, molestia en la zona pélvica, cambios en los hábitos intestinales, entre otros. 

Este tipo de cáncer suele estar asociado a factores de riesgo como, por ejemplo, tener una edad avanzada, alteraciones genéticas hereditarias, sobrepeso, endometriosis y nunca haber estado embarazada.

Fuente: https://www.eltiempo.com/

Solicita una cita